::Cámara Informativa::

BUSCAR 
Deportes
0

Enduro: prueba de resistencia y grandes distancias que engalana el Festival Deportivo Ecuestre

• Exige fortaleza física, habilidad y un ejemplar trabajo del binomio; el jinete Heriberto Reyes, comparte su mirada de esta disciplina que nació en 1955 El joven Heriberto Reyes suelta su respiración una vez que se baja del caballo. Ha recorrido poco más de 35 kilómetros sobre terreno complicado y bajo un sol a plomo, […]

• Exige fortaleza física, habilidad y un ejemplar trabajo del binomio; el jinete Heriberto Reyes, comparte su mirada de esta disciplina que nació en 1955

Conade

El joven Heriberto Reyes suelta su respiración una vez que se baja del caballo. Ha recorrido poco más de 35 kilómetros sobre terreno complicado y bajo un sol a plomo, es momento de descansar. Su caballo, un ejemplar espigado de raza árabe, es remojado con agua para enfriar el esfuerzo.

“Tenemos que mojarlo, es parte de la terapia en la prueba porque debe pasar el control ante los jueces y desde luego ante el veterinario”, dijo Heriberto Reyes, un joven queretano que ha comenzado a probar suerte en este deporte que requiere de fortaleza física, habilidad, resistencia y psicología entre caballo y jinete.

Esta disciplina, Enduro, que es una prueba de resistencia de grandes distancias bajo reloj sobre una ruta marcada, forma parte del programa de eventos del I Festival Deportivo Ecuestre, que tiene lugar en la ciudad de Querétaro, y que finaliza su primera etapa este domingo.

/cms/uploads/image/file/722794/WhatsApp_Image_2022-05-21_at_11.49.11_AM.jpeg

De acuerdo con la historia, fue en 1955 cuando el “Endurance” se inició. Había que recorrer una distancia de unos 160 kilómetros sobe la cordillera de la Sierra Nevada hasta la zona de Auburn en Estados Unidos, en menos de 24 horas.

Mientras que, en México, la disciplina se rige por la Asociación de Endurance Ecuestre AC y la Federación Ecuestre Mexicana (FEM), cuya misión es mantener la salud y bienestar de los caballos.

“Tengo apenas un año, es parte de mi trabajo, pero me gusta. Alfredo Solorzano es mi patrón y él me invitó. Me divierte mucho”, dijo Heriberto Reyes en entrevista con la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE).

/cms/uploads/image/file/722795/WhatsApp_Image_2022-05-21_at_11.49.19_AM.jpeg

El queretano siente pasión cada vez que monta a uno de los ejemplares de linaje, “no es cualquier caballo”, para el Enduro, dijo, se requiere de cierto tipo, todos son diferentes y tiene su propio cuidado. “hay que prepararlo para este tipo de competencias”.

Si bien el que lleva el control es el jinete, el equino juega un papel importante, “uno tiene que ser parte del caballo, es mi compañero porque tenemos que andar por los senderos que son muy complicados”.

Cada vez que cabalga sobre aquellos terrenos áridos y con el intenso sol, siente como palpita su corazón y debe saber controlar el ritmo cardiaco para no contagiar al caballo, “debemos llevarnos bien, porque a veces salen de malas y es peligroso porque nos puede tirar”.

/cms/uploads/image/file/722796/WhatsApp_Image_2022-05-21_at_11.49.16_AM.jpeg

Heriberto se entrega 24 horas a los caballos, los cuida, alimenta y cuando se puede, platica con ellos, “a mi manera, así como si estuviera con alguien. No sé si me entiendan, pero lo hago”.

“Tengo un día de descanso y debo despejar mi mente para que al día siguiente regrese a trabajar”, comentó.

Para este deporte, se debe contar con un caballo de raza árabe, que gracias a su fisonomía lo hacen ideal para la competencia de manera profesional, pero para iniciarse se puede hacer en cualquiera que pueda recorrer 25 o 40 kilómetros, e incluso un cuarto de milla.

/cms/uploads/image/file/722797/WhatsApp_Image_2022-05-21_at_11.49.14_AM.jpeg

De la misma manera, no debe ser pesado para no lesionarse, porque los terrenos son impredecibles y, en ocasiones, llenos de obstáculos como ramas, rocas y hasta animales rastreros, con distancias que van desde 5, 25 y 40 kilómetros.

Para una competencia de 100 kilómetros se requiere un peso de 70 kilos con todo y equipo, en 120 y 160 son 75 kilos, el objetivo tanto de equipo como de jinetes es buscar esos registros para un mejor desempeño. “Es un deporte en donde hombres y mujeres están en la misma categoría”.

En cada tramo el ejemplar debe descansar, pasar chequeo médico, si la temperatura es alta y su ritmo cardiaco está acelerado, salen de la competencia, “hay que estar a las vivas y no forzarlo”.

Heriberto vuelve a la prueba, le restan cinco kilómetros. Ha pasado el control médico y sin más, se enfila al sendero en busca de la victoria en una prueba que las pulsaciones deben estar a punto.

Compartir:
  • googleplus
  • linkedin
  • tumblr
  • rss
  • pinterest
  • mail

Escrito por: admin

There are 0 comments

Leave a comment

Want to express your opinion?
Leave a reply!

Deja un comentario